Episodio 2

El PANTHER de las oportunidades sin límites ...

Volver

Episodio 2

El PANTHER de las oportunidades sin límites ...

Fue algo nunca visto, incluso en el país de las oportunidades…  El aire de Louisville, en el estado de Kentucky, ondea debido al calor en pleno agosto de 1998. Hace un típico y caluroso día de verano en el Medio Oeste cuando un enorme vehículo, que parece salido de una película de ciencia ficción, atraviesa el centro de la ciudad. "Wow, what the hell is this", exclama un sorprendido policía cuando el vehículo aparca en la rotonda del hotel al final de la calle y coloca el HRET en posición de intervención. Es el PANTHER FL de Rosenbauer. El Airport Fire Fighter, desarrollado por Rosenbauer en colaboración con Freightliner en Estados Unidos y para Estados Unidos.

Todo empezó dos años antes, en otoño de 1996, cuando la Fuerza Aérea de los Estados Unidos se pone en contacto con DaimlerChrysler para hablar de un posible pedido de unos 700 vehículos de extinción de incendios en aeropuertos. Estos debían incluir la última tecnología en vehículos para este tipo de aplicaciones. DaimlerChrysler pasa el encargo a su filial estadounidense de fabricación de camiones, Freightliner. Y esta decide colaborar con Rosenbauer para crear un chasis personalizado. Pronto se dan cuenta de las posibilidades que este encargo representaría para ambas partes.

Tras un breve periodo dedicado al acercamiento y la planificación, en enero de 1997 se produce una primera reunión entre la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, Freightliner y la innovadora empresa austriaca en Rosenbauer Minnesota (por entonces todavía General Safety). El frío tiempo invernal contrasta fuertemente con la cálida bienvenida de su anfitrión. La temperatura exterior de -35 grados Celsius deja a todos sin aliento, sobre todo a los especialistas de la Fuerza Aérea, que acaban de llegar de la calurosa Florida.   Pero a pesar de lo inhóspito del clima, el encuentro fue de lo más productivo. Dado el elevado número de unidades solicitado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, las juntas directivas de Freightliner y Rosenbauer toman una decisión rápida, pero importante: desarrollar las nuevas series PANTHER 4×4, 6×6 y 4×4 C-130, transportables por aire. Uno de los creadores decisivos del PANTHER, Herbert Poellinger, se reúne poco después con la filial estadounidense de Mercedes en la sede central de Freighliner en Portland, Oregón, y comienza el proyecto PANTHER FL.

Desde el primer momento, la colaboración con Freightliner se presenta como todo un éxito, aunque un tanto desigual. En el equipo de Freightliner, más de 20 ingenieros se ocupan del diseño inicial y la puesta en práctica del desarrollo del chasis. En Rosenbauer, apenas un puñado de especialistas, liderados por Helmut Peherstorfer, Erwin Affenzeller y Rudi Aichinger, se encargan de la carrocería, el sistema eléctrico y la tecnología de extinción de incendios. Una eficiencia que al principio, deja boquiabierto a su socio estadounidense. Sobre el chasis de Freightliner, Rosenbauer construye el prototipo del primer PANTHER FL para Estados Unidos en la planta de Wyoming.

Este representa un hito no solo en la historia del PANTHER, sino también en la de la propia empresa. Porque en 2003, Rosenbauer toma completamente las riendas de la producción del chasis de Freightliner, que desde entonces fabrica in situ en Minnesota. Algo que parecía impensable seis años antes. En marzo de 1997, tras la primera visita a Portland, el desarrollo del chasis progresa rápidamente. El chasis completo es trasladado de Portland a Minnesota a principios de año y ya en agosto de 1998 se presenta el primer prototipo del vehículo en la feria de Louisville, Kentucky: ha nacido el PANTHER FL.

El PANTHER conquista Estados Unidos.

Louisville, Kentucky: ya durante la fase de pruebas del prototipo en Nevada, el nuevo PANTHER llama la atención de China, que encarga 40 unidades. Mientras tanto, Rosenbauer lo presenta por primera vez al público especializado en la feria de la IAFC (Asociación Internacional de Jefes de Bmberos) en Kentucky. A partir de entonces, la marcha triunfal del PANTHER en Estados Unidos se vuelve imparable. El primer PANTHER FL se entrega en Tucson, Arizona. Después, se entregan otros en Portland y en Barbados.

Después de su estreno en Estados Unidos en la feria de Kentucky, se decide presentar el vehículo en un segundo evento de los jefes de bomberos de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, frente a un hotel situado en el centro de Louisville. Así que, para sorpresa de los transeúntes, el PANTHER FL avanza sin perder tiempo por la calle en dirección al hotel, donde lo recibe una multitud no menos asombrada. Por cierto, el policía quedó tan fascinado por el vehículo que olvidó por completo ponerle una multa al PANTHER FL, que por entonces no estaba autorizado a circular por la vía pública. En vez de multarlo, prefirió subir a la cabina e inmortalizar el momento con una foto.