Entrevista con el ingeniero Markus Schachner

Jefe de desarrollo y construcción

Volver

Entrevista con el ingeniero Markus Schachner

Jefe de desarrollo y construcción

Sr. Schachner, como jefe de desarrollo usted es el responsable de la ingeniería del nuevo PANTHER en Rosenbauer. ¿Cuántas horas y cuántas tazas de café se han dedicado al desarrollo del vehículo?

El nuevo PANTHER, con sus numerosas funciones, es sin duda uno de los vehículos de bomberos más complejos y, a diferencia de los vehículos de extinción de incendios municipales europeos, se basa en un chasis específicamente desarrollado por Rosenbauer para su aplicación como vehículo de extinción de incendios en los aeropuertos. El desarrollo global de un vehículo de esta complejidad exige, por tanto, un equipo de desarrollo competente e interdisciplinar, que en el caso de este vehículo, contó con más de 50 ingenieros de desarrollo, creadores de prototipos e ingenieros de pruebas. Contestando a su pregunta sobre el número de tazas da café consumidas durante el desarrollo del nuevo PANTHER, estoy seguro de que la cantidad de todas las tazas de estas 50 personas juntas llenarían por completo un tanque de agua del nuevo PANTHER 4×4.

"Lo más difícil fue mantener en secreto las innovaciones y el aspecto del nuevo PANTHER hasta el momento de hacerlos públicos".

¿Cuánto tardó en decidirse por el diseño del nuevo PANTHER?

El proceso de desarrollo del diseño forma parte de un proceso de desarrollo global y empezó muy pronto, cuando nos planteamos la pregunta "¿Cómo queremos posicionar el vehículo en el mercado y qué características del vehículo queremos acentuar especialmente?" Además, ya durante la última generación, el PANTHER había tenido un profundo impacto en el éxito de la marca Rosenbauer, llegando a convertirse en la punta de lanza de nuestra gama de productos. Perfeccionar estas características en el nuevo PANTHER y equiparlo con todavía más innovaciones nos llevó un periodo de varios meses en el que invertimos mucho tiempo y esfuerzo en el desarrollo del nuevo vehículo.

 

¿Qué parte del nuevo PANTHER fue la que más trabajo exigió?

Prefiero no centrarme en una pieza en concreto, sino más bien extenderlo a uno de los componentes del vehículo. La cabina del nuevo PANTHER, como lugar de trabajo centralizado del conductor, dispositivo de control y cabina de bomberos al mismo tiempo, debe cumplir con un gran número de tareas. Además, hay que tener en cuenta los requisitos legales, como la seguridad de los pasajeros, así como los reglamentos y normativas recogidos en las normas de aplicación internacionales, por ejemplo las de la NFPA (Asociación Nacional de Protección contra el Fuego estadounidense), pero también los criterios ergonómicos, de iluminación y de visibilidad. Compaginar todos estos factores y combinarlos con los requisitos de diseño tanto de exteriores como de interiores para crear un sistema completo y funcional fue, sin duda, la tarea que más tiempo exigió durante el desarrollo del nuevo PANTHER.